Abogado de lesiones cerebrales en Houston

Lesión cerebral

Las lesiones cerebrales traumáticas, también conocidas como TBI, son una lesión grave y debilitante que resulta de un traumatismo en la cabeza. Estos accidentes a menudo son el resultado de accidentes de camiones, motocicletas y automóviles, caídas, resbalones y tropiezos. Una LCT no siempre es fácil de identificar. Incluso una lesión cerebral leve debe tomarse en serio y puede tener efectos graves en las capacidades emocionales, cognitivas y físicas de una persona. Si usted ha sufrido una TBI debido a la negligencia de otro, póngase en contacto con un abogado de lesiones cerebrales Houston. Un abogado con experiencia que se especializa en casos de LCT estará preparado para luchar por su futuro y buscar una compensación por los gastos y tratamientos médicos pasados, presentes y futuros.

Tratamiento médico de las lesiones cerebrales traumáticas

Después de un accidente, es importante buscar atención médica si se sospecha de una lesión en la cabeza. Incluso una lesión cerebral leve puede empeorar rápidamente. Un tratamiento médico rápido es imprescindible en cualquier caso de lesión cerebral para minimizar los daños a largo plazo. Una vez estabilizado este tipo de lesión, la atención a largo y corto plazo para los pacientes con lesiones cerebrales puede adoptar diversas formas. Ya sea que el tratamiento se reciba en un entorno ambulatorio o de hospitalización, un programa de rehabilitación a menudo involucrará a varios especialistas que trabajarán con un paciente y su familia para superar las complicaciones neurológicas, emocionales y físicas que pueden surgir después de una LCT.

Tipos de lesiones cerebrales traumáticas

Una lesión cerebral traumática puede ser leve o grave. Estas clasificaciones se evalúan mediante la escala de coma de Glasgow. Se trata de una escala de quince puntos que mide determinados síntomas de la lesión cerebral traumática que se asocian a cada nivel de lesión y a las posibilidades de supervivencia. Un número más bajo en la escala demuestra una lesión más grave.

Existen varios tipos de LCT. A la hora de determinar un diagnóstico, hay que tener en cuenta muchos factores. Algunos tipos de lesiones se refieren a la inflamación y los hematomas del cerebro. Otros pueden implicar una intrusión o una grieta en el cráneo.

Conmociones cerebrales

El tipo más común y menos grave de lesión cerebral traumática es la conmoción cerebral. Muchos profesionales médicos consideran que las conmociones cerebrales son una lesión cerebral traumática leve. Sin embargo, en realidad, no existe un traumatismo cerebral leve. Una conmoción cerebral es una alteración del estado de alerta inducida por un traumatismo. Este tipo de lesión puede provocar una inconsciencia momentánea y puede dar lugar a complicaciones como la muerte, coágulos de sangre y daños permanentes a largo plazo.

Lesión craneal cerrada

Un traumatismo craneal cerrado suele estar causado por una caída o un accidente de tráfico y no implica la penetración del cráneo. Con una lesión craneal cerrada, el cerebro puede seguir teniendo hematomas o hemorragias dentro del cráneo, lo que puede provocar daños permanentes.

Hay muchos tipos diferentes de lesiones craneales cerradas, entre ellas:

Contusiones

Esta lesión implica una hemorragia o un hematoma en el cerebro y puede ser el resultado de la sacudida del cerebro de un lado a otro o de un impacto directo en el cerebro, que hace que el tejido cerebral entre en contacto con la sangre que se ha liberado de los vasos sanguíneos rotos.

Golpe de Estado Contrecoup

El contragolpe es una lesión provocada por el traqueteo del cerebro dentro del cráneo. Esta sacudida golpea el cerebro contra un lado del cráneo, enviándolo en curso de colisión con el otro lado del cráneo. Esto puede causar varias contusiones en diferentes partes del cerebro. El impacto inicial se denomina golpe, mientras que el segundo impacto se denomina contusión.

Lesión axonal difusa

Esta LCT se produce cuando el cerebro es sacudido de un lado a otro con violencia, empujándolo contra el cráneo. Si el impacto es lo suficientemente fuerte, partes del cerebro pueden estirarse hasta el punto de desgarrarse. Este tipo de lesión puede provocar graves daños en las neuronas individuales, además de las conexiones entre cada una de ellas. Esto provocará una interrupción de la comunicación entre las neuronas, lo que puede provocar un daño cerebral generalizado, la muerte o el coma.

Hematoma

La rotura de un vaso sanguíneo importante se denomina hematoma. Esta lesión puede provocar una fuerte hemorragia en el cerebro o en las zonas entre el cráneo y el cerebro.

Lesión craneal abierta

Una lesión craneal abierta se produce cuando el cráneo ha sido penetrado por objetos físicos. Este tipo de lesión no es tan común como una lesión craneal cerrada, pero puede ser muy grave.

Síntomas de una lesión cerebral traumática

Las LCT pueden afectar a muchos aspectos del bienestar cognitivo, emocional y físico de una persona. Muchos de los síntomas de una lesión cerebral traumática pueden aparecer poco después o inmediatamente después de la lesión inicial. En algunos casos, los síntomas pueden ser muy fáciles de pasar por alto.

Los síntomas leves pueden ser:

  • Dificultad para pensar
  • Dificultad para prestar atención
  • Problemas de concentración
  • Problemas de memoria
  • Cambios en el patrón de sueño
  • Letargo
  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Mareos
  • Mareo
  • Confusión
  • Zumbidos en los oídos
  • Mal sabor de boca
  • Dolores de cabeza

Los síntomas moderados/graves pueden incluir:

  • Inquietud
  • Pérdida de coordinación
  • Adormecimiento o debilidad de las extremidades
  • Pulso lento
  • Parálisis
  • Habla arrastrada
  • Dilatación de la pupila
  • Líquido espinal que sale por la nariz o los oídos
  • Ataques o convulsiones
  • Incapacidad de despertar
  • Náuseas o vómitos repetidos
  • Dolores de cabeza que no desaparecen o que aumentan de intensidad
  • Aumento de la confusión
  • Pérdida de control de la vejiga o del intestino
  • Agitación, irritabilidad, risa o llanto inapropiados

Cuando un niño sufre un traumatismo craneoencefálico, los síntomas pueden ser muy difíciles de detectar porque puede carecer de la capacidad de comunicarse. Si un niño muestra alguno de los siguientes síntomas de lesión cerebral traumática, busque atención médica:

  • Pérdida de interés en las actividades favoritas
  • Cambios en el rendimiento escolar
  • Cambios en los patrones de sueño
  • Aumento de la irritabilidad o desgana
  • Rechazo a comer

Complicaciones del daño cerebral traumático

De una LCT pueden surgir muchas complicaciones a corto y largo plazo, como por ejemplo

Convulsiones

Un gran porcentaje de los supervivientes de TBI experimentarán convulsiones inmediatas o tempranas. Una convulsión inmediata ocurrirá dentro de las veinticuatro horas siguientes a la lesión inicial. Este tipo de convulsiones puede aumentar el riesgo de convulsiones tempranas, que pueden ocurrir dentro de los siete días posteriores a la lesión inicial. Este tipo de convulsiones no tiene relación con el aumento de la posibilidad de que la víctima del accidente desarrolle epilepsia.

Infecciones

La meningitis es una infección que puede afectar a los desgarros del cerebro al dejar entrar bacterias y aire. Esta infección implica la inflamación de la membrana protectora del cerebro y de la membrana que recubre la médula espinal. Una lesión cerebral traumática puede extender la infección al sistema nervioso y a otras partes del cerebro.

Encefalopatía traumática crónica

Se sabe que un traumatismo craneoencefálico afecta a una amplia gama de funciones, como la memoria, el lenguaje, las sensaciones, el habla, las emociones, el pensamiento y el comportamiento. Una condición llamada encefalopatía traumática crónica es causada por repetidos golpes en la cabeza. Esto significa que incluso un golpe leve en la cabeza, si se repite, puede provocar síntomas de encefalopatía traumática crónica, que pueden incluir demencia progresiva, agresividad y pérdida de memoria.

Trazos

Los daños en los principales vasos sanguíneos que conducen al cerebro pueden impedir el flujo sanguíneo y provocar un accidente cerebrovascular por la formación de un coágulo de sangre en el lugar de la lesión o la hemorragia de la arteria. La semiconsciencia, la parálisis, las convulsiones, los vómitos y los dolores de cabeza también pueden ser causados por coágulos sanguíneos.

Coma

Los afectados por una lesión cerebral traumática pueden caer en coma y no responder durante días o semanas después de la lesión. Algunas personas se despiertan poco a poco y recuperan la conciencia, mientras que otras mueren o entran en estado vegetativo. Las personas que caen en un estado vegetativo durante más de doce meses rara vez se recuperan por completo y requieren un tratamiento y cuidados prolongados.

Discapacidades sensoriales y cognitivas

Las complicaciones derivadas de una lesión cerebral traumática pueden provocar un deterioro de la capacidad de resolución de problemas y de razonamiento. La más común de estas deficiencias es la pérdida de memoria a corto plazo. También son frecuentes los problemas sensoriales, como zumbidos constantes en los oídos, cambios en el olfato y el gusto, visión doble y mala coordinación mano-ojo.

Cambios de personalidad

Las emociones inestables y los cambios de personalidad son muy comunes con las lesiones cerebrales. El control de los impulsos suele estar deteriorado, lo que puede dar lugar a un comportamiento inadecuado, especialmente mientras la víctima del accidente se recupera.

Demencia

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por el deterioro de las capacidades cognitivas y la pérdida de memoria y puede surgir de una lesión cerebral traumática. Cuanto más grave es la lesión, más probable es que la persona desarrolle la enfermedad de Alzheimer.

El impacto de una lesión cerebral traumática

Una lesión grave puede afectar a todo lo relacionado con la víctima del accidente, incluidas sus amistades, su carrera y su familia. El cerebro de una persona es el centro de su sistema nervioso. Lo dicta todo, desde los comportamientos, los pensamientos, las emociones, la memoria y las sensaciones, hasta el movimiento y el control de las piernas y los brazos.

Las lesiones en este complejo órgano pueden alterar el comportamiento, borrar recuerdos importantes y provocar convulsiones y trastornos mentales. Incluso un acontecimiento traumático aparentemente menor en la cabeza puede provocar una lesión grave a largo plazo.

Causas de las lesiones cerebrales traumáticas

Las causas más comunes de una LCT incluyen:

  • Tiroteos
  • Accidentes de tráfico
  • Cataratas
  • Agresiones violentas
  • Actividades recreativas y deportivas

Demandas por LCT

No todas las lesiones cerebrales traumáticas resultan en una demanda por LCT, pero cuando una demanda es necesaria, usted necesita un abogado de lesiones cerebrales traumáticas que tenga experiencia, sea capaz y pueda manejar las complejas cuestiones que rodean este tipo de casos. Contar con un equipo legal con conocimientos, experiencia y recursos en el campo de las LCT será clave para resolver con éxito este tipo de casos.

Muchas circunstancias diferentes pueden dar lugar a una demanda por lesión cerebral traumática, incluyendo:

  • Accidentes de transporte comercial
  • Productos defectuosos
  • Resbalones y caídas
  • Defectos del casco

Cómo puede ayudar un abogado especializado en lesiones cerebrales traumáticas

Si usted ha sufrido un accidente de TBI, debe hablar con un abogado que tenga experiencia en este tipo de casos complejos. Un abogado puede responder a sus preguntas, tratar con las compañías de seguros, y puede ayudar a construir un caso sólido. Un abogado trabajará estrechamente con los profesionales médicos, los expertos de la industria y los investigadores para asegurarse de que se le compensa adecuadamente por sus pérdidas, incluyendo:

  • Dolor y sufrimiento
  • Pérdida de poder adquisitivo
  • Salarios perdidos
  • Necesidades de atención a largo plazo
  • Rehabilitación
  • Gastos médicos

Si ha sufrido un traumatismo craneoencefálico y cree que la lesión fue causada por la negligencia de otra parte, puede tener derecho a una indemnización por los gastos médicos, el tratamiento médico y otros tipos de daños. Nada debería interponerse en su camino para conseguir el mejor tratamiento posible. Contar con un abogado de su lado, uno que sepa exactamente cómo construir su caso para responsabilizar a la parte negligente le asegurará que reciba la compensación que necesita por los daños, incluyendo las necesidades de cuidados a largo plazo.

Póngase en contacto con abogados con experiencia en LCT hoy mismo

El bufete de abogados Ben Domínguez tiene décadas de experiencia representando a personas gravemente heridas en accidentes de camión, tren, autobús y aviación, productos defectuosos y propiedades mal mantenidas.

Si usted o un ser querido ha sufrido una LCT debido a la negligencia o a los actos perjudiciales de alguien, puede tener derecho a una indemnización. Durante este tiempo, debe centrarse en su recuperación. Deje que un abogado con experiencia en lesiones cerebrales en Houston le ayude a navegar por este complejo proceso legal. Trabajaremos duro para probar su caso, para que pueda centrarse en su camino hacia la recuperación. Póngase en contacto con los abogados de Ben Dominguez Law Firm hoy mismo para programar una consulta y saber cómo podemos ayudarle a ganar la compensación que merece.

Bufete de abogados Ben Domínguez
4899 Montrose Blvd, #1512, Houston, Texas 77006